lunes, enero 31, 2005

Sin nada que decir

Leyendo las noticias en estos días, me enteré que Jenna Jameson, la famosa actriz porno, junto con una compañía dedicada a crear productos de entretenimiento para celulares decidieron lanzar un producto que hará historia en los anales de las mariqueras para celulares: los moantones, o, en traducción libre, gemitonos. Estos tonos no son más que los gemidos grabados de esta gran actriz del porno, que podrán ser descargados en los teléfonos célulares de usuarios en USA y en Latinoamérica (¡¿qué tal?!).


Lo que más me sorprende de la noticia, no es sólo el servicio que se está ofreciendo, sino que estos gemidos para celular costarán US$ 1.00 en Latinoamérica y US$ 2.50 en USA. Y que además, no sólo los gemidos serán más baratos acá, sino que también se tendrá la opción de tenerlos en ¡ESPAÑOL!. De nuevo, ¡¿QUÉ TAL?!, en mi vida había escuchado eso de los gemidos en español, yo tenía que eso era un lenguaje universal, al igual que las lágrimas, la risa y demás. Pero fíjate, no es lo mismo gemir en inglés que en español.


Pero, ¿se imaginan que alguien llame y en vez del ladilloso tono de siempre, lo que se escuche es "AHH! AHH! AHH! AAAH!, yes! Yes! YES! YEEEEES!", cada vez que suene el teléfono?. Arrecho, tendremos la famosa escena de When Harry met Sally repetida ad infinitum en los lugares más extraños. Y unas cuantas miradas de sorpresa de parte de los que están alrededor...


K-2, tecnológicamente sorprendido.


1 comentario:

  1. Caramba K-2. He aquí la diferencia de gemidos.

    ANGLOSAJÓN. Siempre es muy espiritual. Siempre tiene a dios por testigo de todos sus actos. a la vez, esta cerca de la Iglesia anglicana, que es la base de la comunidad WASP (WHITE ANGLO SAXON PROTESTAN).

    Un gemido anglosajón es más o menos así:

    ¡OH MY GOD! ¡OH MY GOD! ¡OH MY GOD! ¡GOODDDDDDD!

    LATINO. Es esfervecente. Primitivo, terrenal e instintivo. Está cargado de una lujuria desbordante, enloquecedora.

    Un gemido latino, indeflectiblemente, siempre será:

    ¡AY COÑO! ¡AY COÑO! ¡AY COÑO! ¡ÑÓÓÓÓÓÓÓÓÓÓÓÓ!

    ResponderEliminar