viernes, octubre 20, 2006

Cambio de estación: Otoño

Ya se está acercando el cambio de estación, ya los diversos signos están en el aire: comienzan las lluvias, los días se hacen más cortos, hace más frío. Lamentablemente en Milán eso de que las hojas de los árboles se ponen marrones no sucede sino hasta finaaaales de noviembre, casi cuando el invierno se adueña de todo. En tierras milanesas, o mejor meneguinas, la llegada del otoño se nota a través de cambios imperceptibles en la fauna nativa: hombres y mujeres sustituyen shores1 y sandalias por pantalones y zapatos; los perros comienzan a usar suéteres ridículos, sobre todo esos que son del tipo rata. Pero hay otros signos en el aire, y no, no me refiero al equinoccio, sino a otra señal más palpable que se comienza a ver ya a mediados de septiembre y que signa el cambio de estación. Me refiero a la aparición de los calendarios sexys. Sí, la primera señal del cambio de estación son ellos: fotos gigantescas tamaño natural adornan kioscos y calles de la ciudad, haciéndote pensar "¡qué frío hace!".

Pero, al parecer, los calendarios hechos por chicas sexys con poca ropa son tremendo negocio, y bueno, muchas veces siguen la conseja que dice "quién pega primero, pega dos veces". Este año quien pegó primero fue nuestra compatriota, la modelo Ainette Stephen.


Ainett Stephens

El detalle está en que muchas veces estas fotos son muy impactantes, sobre todo para aquellos buzos que vamos en bicicleta y de repente nos topamo con una foto como la siguiente tamaño natural, o mejor, tamaño 1,80 cm. Algo que, sencillamente, puede provocar un accidente. Sobre todo los primeros días antes de uno acostumbrarse.



Ciertamente que esta no es la mejor señal del otoño, pero creánme, cuando uno empieza a ver estos posters en la calle, ya sabe que el frío viene y viene arrecho. Por cierto, a quién le interese profundizar sobre esta costumbre italiana de hac calendarios con chicas con poca ropa, puede darse un paseíto por este sitio. Digo, habrá alguno que tenga un interés sociológico.

Así que bueno, empieza el frío. Si alguien realmente desea conocer mi opinión sobre el otoño y el invierno (y cuánto los detesto), los invito a leer este post que hice sobre el tema hace un par de años, y que pertenece a una serie sobre el por qué no me gustan las 4 estaciones (acá todos los posts). Mis opiniones siguen siendo las mismas, lo único que ha cambiado es que ya no vivo en la residencia de estudiantes y no tengo que calarme más a los muy educados estudiantes de intercambio del programa erasmus.










1Vamos, sean sinceros, ¿cuándo en su vida uno dice "shorts"?, los venezolanos, o al menos los caraqueños, siempre decimos "shores" nunca "shorts", a menos que estemos hablando en inglés.

, ,

3 comentarios:

  1. ...y de pana que la Ainett se hizo famosa cuando salio de Venezuela :) es que esta mejor ahora que cuando participo en el Miss Venezuela (como muchas otras)

    ResponderEliminar
  2. Vaya...un tema acalorado!
    Por cierto que yo no soy de Caracas, si no de Puerto La Cruz, y aqui se dice "chores" jejejejeje, nada de "shores".
    Es mas, los tenemos en diminutivo, incluso si "short" ya es "corto" de por si: "ponte los chorsitos"

    Bue, a lo que venia... te paso el "testigo" de un meme musical, K-2. Aunque pocas veces nos leemos, se me ocurrio que seria bien chevere invitarte a participar.
    En mi blog encuentras la informacion.

    ResponderEliminar
  3. En Buenos Aires decimos shorts chee...
    Vaya con las mujeres en bolas en la calle que las parió! bue, y fotos de hombre pa cuando? ah no asi no, justicia equitativa chee...

    Rita

    ResponderEliminar