viernes, octubre 08, 2004

Experiencias en Italia II: Odio a mis vecinos...

Viviendo como vivo en estos momentos en un país del 1er mundo, pero con poco dinero, mi mujer y yo no hemos tenido otra opción sino la de vivir en una residencia estudiantil ubicada en el centro de Milán, patrocinada por el Politécnico de la misma (sí, la universidad donde trabajamos). La razón principal es que es relativamente económica (€450 al mes por una habitación doble), céntrica y es ideal para personas como nosotros que no sabemos con seguridad si el año entrante estaremos por acá. En dicha residencia (a la que llaman "palace") habitan casi todos los estudiantes que vienen de intercambio por una u otra razón: programa Erasmus para los europeos, intercambios bilaterales con otras universidades del mundo. El hecho es que el susodicho edificio está lleno de jóvenes estudiantes universitarios con grandes sueños y esperanzas que se caracterizan por ser asquerosamente ruidosos. Sí, sé que puedo sonar como un viejo gruñón, aunque con mis casi 28 años (los cumplo el 11 de este mes) creo que sólo califico como lo segundo. Además, tengo mis razones para comportarme así, las cuales me permito detallar en estos momentos...Llegué acá en enero a la susodicha residencia, en la que habitaban (al menos en mi piso) cuatro portuguesas (que sí s bañaban todos los días, no olían mal y no eran peludas como dice el estereotipo), una francesa, una española, un español, una turca, una lituana, un brasileño y una italiana de cerdeña(una sarda, como dicen aquí, no serda-jejeje-), quienes más adelante fueron sustituidos por un francés y dos israelíes (no digo judíos porque hay israelíes musulmanes y cristianos, aparte de judíos) quienes, a propósito o no, se dedicaron a ponernos la vida de cuadritos: gritos y escándalos de lunes a jueves hasta las 12:00 de la noche o más tarde y ese tipo de cosas. Más de una vez a eso de la 1:00 am me tocó pedirles que bajaran el volumen que quiero dormir, que tengo que ir a trabajar mañana, coño!. Por supuesto con el por favor al lado, pero con la cara de culo que ni te imaginas. Usualmente hacían caso. Un días llegamos al equilibrio: en la universidad les pusieron más trabajo, jodían sólo los días decentes (viernes y sábados, y algunos jueves)y algunos otros empezaron a quejarse (sobre todo la frnacesa), lo cual hizo nuestra vida más fácil y agradable. Por supuesto, hubieron algunos momentos en que el homicidio en masa pasó por mi mente como la noche en la que una de las portuguesas le dió por saltar sobre la mesa del área común (una especie de descanso frente a los ascensores) gritando y cantando mientras hacía un trabajo aupada por los otros, lo cual provocó que saliera de mi cuarta les solicitara que dejara de dormir y que provocó que se callaran y se fueran a dormir (gracias a Dios!!!). Al final tuvimos una relación más o menos equilibrada sin que volvieran los deseos de homicidio en masa. Sólo una vez, ya al final del año escolar pasado (a fines de junio) la susodicha portuguesa se quejó con nosotros de que hacíamos mucho ruido y la despertamos (hora: 6:30 am, mientras nos preparábamos para ir a trabajar), y cuando un día mi esposa no estaba y decidí hacerle una cena sabrosa para alegrarle el corazón, aliñada con Caramelos de Cianuro y Molotov a todo volumen (hey, era después de las 5:00 pm), lo cual hizo que no volvieran (inexplicablemente) a hacer ruido de lunes a jueves. Ahí se dieron cuenta de que un venezolano (y caraqueño para más señas) puede ser bien ladilla, ruidoso y desconsiderado (mi mujer no me deja hacer ruido fuerte en las mañanas para despertar a nuestros amados vecinitos y no le gusta Molotov). Cuando se fueron, a mediados de julio, vivimos una época de alegría en la que el piso estaba para nosotros solos y no había ruido, la cual comenzó a terminar cuando empezaron a llegar las nuevas ladillas a mediados de septiembre...



Ahora, tenemos nuevas ladillas en el piso: 4 catalanes (recuerden que cataluña "yque" no es España), 2 brasileñas, 2 australianas, 1 canadiense, 1 brasileño-español, 1 chileno y 1 inglés. Los cuales tienen en común con los anteriores la manía de acostarse a la 1:00 am y hacer bulla hasta esa hora, sobre todo los españoles, aunque los otros se han adaptado a esos usos y costumbres rápidamente. OK, hasta aquí algunos pensarán que no socializamos (sobre todo yo) con nuestros vecinos y demás, bueno, eso podría ser con los anteriores pero on estos decidimos empezar con buen pie y ayudarlos en lo que puediéramos, ser amigables, participar en las conversaciones y demás. No ha servido. Entiendo que la incompetencia y desorden intrínsecos a la universidad italiana (en este caso el Politécnico) haya hecho que las clases vayan a comenzar el 12 de octubre (con suerte) y no hayan tenido nada que hacer estas últimas semanas. Lo entiendo. Para qué se van a acostar temprano, si no van a hacer nada importante al otro día?. Lo entiendo. Pero, por qué coño tienen que hablar y gritar como si eso fuese una sabana cuando lo que tenemos es una cocina mínima para unas 16 personas (4 hornillas), un espacio común (frente a los ascensores) de unos 4 metros cuadrados (y exagero), una mesa y un pasillito????. Cuando hablan en la noche (y nuestro cuarto está al final del pasillos) siento como si estuvieran al lado mío. Y ya van varias noches en ese plan. Ayer, obstinado, sin poder dormi, pero muy amablemente, salí a la 1:30 am a pedirles, amablemente, que bajaran el tono, que quería dormir, que me habían levantado, y que dejen de joder, por favor, gracias (en inglés, ya que no estaban los españoles (habían terminado su turno), y porque casi ninguno habla italiano). Estaban las 2 brasileñas que sentí como si me mentaran la madre (m'importa un cazzo!), y luego se fueron a sus cuartos y se callaron y me dormí. HOORRAY!!! (como dicen los británicos).

Eso demuestra que como no tienen que levantarse temprano, les importa una mierda que hayan otros que si tengan. Sólo espero que les den mucho trabajo y tengan que hacer muchas cosas, y así al menos no harán tanta bulla o se mandarán a callar entre ellos y tendré algo de paz y tranquilidad...

K-2

PD: ayer recibí mi primer comentario!!!!!, bravo!!!!, meter el blog en Veneblogs, sirvió para algo. Esperemos que la cosa aumente un poco más después de meterlo en Bitácoras, y tendré más gente que lea mis penas, aparte de mis panas ^^

2 comentarios:

  1. hola mi querido cibernauta.. soy el informatiloco que te leyo pero no en el web de venezolanos si no en la web de bitacoras que no se por que diablos fui a parar ... la cosas es que leyendote me he dado cuenta que si no puedes contra el enmigo debes unirte a ellos... y no solo tu si no que tu querida esposa tambien la cosa es que esta vida es damaciado corta... y lo que es yo no me hago problemas con los vecinos de mierda que tengo que meten mas bulla que la mierda ... si no que igual la paso bien haciendo lo mio... escuchando lo que a mi me gusta a todo dar (musica de los 80, la mejor....)... la cosa es que lo pases bien tambien y que abras tu mente a nuevas culturas y formas de ser... no lo pienses por los demas que nadie pensara en ti, eso tenlo claro como el agua.... y tambien vive esta vida como si fuera el ultimo momento que viviras.... eso te lo agradecera tu esposa... refelxionando he llegado a la conlusion que esta vida no la tenemos comprada y que hay que vivirla dia a dia y que hay que ser tolerantes ... bueno saludos cibernauta k-2 ... y no te tomes tan enserio que esta vida de mierda no tiene tanta seriedad... saludos desde el ultimo lugar del mundo....CHILE...

    ResponderEliminar
  2. JA JA JA, Me haces recordar la película "Casa de Locos"

    ResponderEliminar