sábado, mayo 26, 2007

Emigrando (I).

A modo de prólogo...

El amigo Victor me ha dejado varios comentarios en diversos posts que he hecho sobre mis impresiones de Italia y Venezuela (1, 2), al igual que en la barra de chat que tengo en el lado derecho del blog. Y en diversas oportunidades me ha pedido consejo para emigrar al "bel paese", y así pues, he aquí un pequeño compendio de consejos y sugerencias de como venir por acá. Por supuesto, esto está basado en mi experiencia personal y en la de los venezolanos con los que he conversado aquí y allá. Sólo me queda recomendar leer este pequeño post humorístico basado en una cadena que me enviaron hace un par de años y es totalmente aplicable para cualquier tipo de emigración.


¿A dónde?.

Cuando se toma la decisión de abandonar el país de origen, se debe sopesar al sitio donde se desea ir. Esta selección se basa en diversos factores: apertura a la inmigración, grado de desarrollo, dominio del idioma y un largo etcétera. En el caso venezolano, se ve que hay una fuerte tendencia a emigrar a países del primer mundo, sean estos americanos o europeos. En América, tenemos a Canadá y Estados Unidos como metas principales, debido a su alto nivel de vida y su fama como países abiertos a la inmigración. Del otro lado del charco, los países escogidos para emigrar son aquellos no con una gran tradición de recepción de inmigrantes (Europa ahora es que está empezando a recibirlos), sino de emigrantes como Italia y España. Muchos de los que deciden probar suerte en estos dos países tienen el mandado medio hecho: son descendientes de gente que llegó a Venezuela desde ahí, por lo que no necesitan pasar por las distintas instancias migratorias con la que tratan de disuadir a la gente, como este humilde servidor. En Italia (ignoro si es así en España) las instancias migratorias parecen ser hechas de forma tal de descorazonar a quien desee emigrar de forma legal: colas, desordenes y malos tratos están a la orden del día. Pero, eso no va a detener a quien desee venir para acá y más si posee un pasaporte que diga "Unión Europea". La intención de este post es más o menos preparar psicológicamente a quien tiene intención de venir a Italia, con ciertas referencias a España y el Reino Unido debido a que tengo amigos viviendo en la primera, y el segundo me parece un país con ciertas facilidades migratorias, además de ser el primer país europeo que conocí.

Entonces, estimado lector, ya decidiste que no te la calas más y vienes para Italia, debes pensar muy bien a que parte del país vas a ir, más si eres descendiente de italianos. En mi limitado conocimiento, la mayor parte de los italianos venidos a Venezuela son oriundos del sur, zona que antes y ahora ha tenido poco desarrollo económico. ¿Y dónde es el sur?, pues, sin entrar en polémica, desde Nápoles hacia abajo. Si tus ancestros caen en esa zona, la veo complicada si quieres regresar allí, pues las mayores oportunidades de trabajo se encuentran en el norte, en Milán, Venecia, Turín y las regiones donde se encuentran estas ciudades. Porque ya ahí comienzan los problemas porque no tendrás las facilidades que te pueda dar la familia, sino que tienes que comenzar a pensar en donde llegar, conseguir trabajo rápidamente, y hacer rendir tus ahorros. No es fácil, más si no dominas el idioma perfectamente y tus títulos académicos no son italianos o europeos.

Y henos aquí en el Norte.

Como sabrán quienes leen mi blog regularmente, yo me encuentro en Milán, la capital financiera de Italia y la ciudad más importante del Norte1, ciudad en que se puede encontrar todo lo bueno y lo malo de vivir en el Norte: relativa facilidad de encontrar trabajo, altos niveles de racismo, gran presencia de inmigrantes, altos alquileres, atracciones turísticas, contaminación, equipos de fútbol y un largo etcétera. Y es aquí donde muchos desean probar suerte. Antes de hacerlo, sugiero que se hagan esta pregunta antes de llegar acá: "Una vez en Milano2, ¿dónde me meto?". La respuesta a esta pregunta es muy importante, porque dependerá de la cantidad de dinero que uno tenga en el bolsillo, dado que Milano es la ciudad más cara del Norte de Italia3.

Alquiler un apartamento en Milano puede considerarse toda una aventura, porque no sólo son caros, sino que los propietarios también son exigentes con los requisitos para poder adjudicárselo a alguien. Normalmente se exige un deposito más tres meses de alquiler, por adelantado. Mi caso particular es el siguiente: un apartamento de 25 m2, que es denominado "monolocale" porque tiene un sólo ambiente, amoblado y ubicado en una buena zona (muy cerca del centro), cuesta €580. Para poder alquilarlo, tuvimos que pagar tres meses de adelanto, es decir €1740, y un depósito de €1000. Total: €2740 por sólo 25 m2. Cierto, pueden conseguirse apartamentos más económicos, pero no tanto, como mucho (y eso con mucha suerte) por €450 mensuales. Pero esto no termina aquí, debes poder demostrarle al propietariio que puedes pagar, ya que a ellos les conviene que tengas un contrato largo, por al menos un año. Otro detalle, el monto que vas a pagar no es el mismo del contrato: para evadir impuestos algunos propietarios hacen un contrato por debajo del valor del alquiler pactado. Esto lo llaman pago "in nero" (en negro), tipo de pago muy difundido en toda la península.

Otra opción es alquilar una habitación, lo cual te lleva a compartir casa (y gastos) con extraños, y que es una solución ampliamente aplicada en esta área de Italia. El problema está en que muchas de estas habitaciones son alquiladas in nero, a precios bastante altos (incluso similares a lo que yo pago por alquiler) y el mercado está bastante cerrado. Por supuesto, siempre queda la opción de vivir en las ciudades dormitorio que existen alrededor de Milano, como Monza, Lecco o Como. Aunque esto implica alquileres mucho más bajos que aquí, también implica depender de los ineficientes trenes regionales o soportar las largas colas para entrar a Milán. Lo que implica que lo que ahorras en alquiler, lo gastas en pasaje o gasolina, e incomodidad.

Obviamente, casos similares ocurren en otras ciudades del norte, como Torino o Genova, aunque en mucho menor grado en las grandes ciudades del Venetto (Verona, Vicenza, Padua y Venecia), o del Friuli (Triesti y Udine).

En otras entregas hablaré de las calificaciones que uno pueda traer, así como del dominio del idioma.

ACTUALIZACIÓN (27/05/2007).
Por razones que no entiendo este post tenía los comentarios desactivados. Ahora lo he arreglado.


1Para rabia y molestia de Turín, rival tradicional de Milán.
2A partir de aquí usaré los nombres italianos de las ciudades a las que haga referencia.
3OK, no tanto como Venecia, pero sólo personas con mucha plata o que han heredado alguna propiedad viven ahí. El común de los mortales vive en los pueblos que bordean las costas de la laguna.


, ,

3 comentarios:

  1. Hola k-dos! pués como "colega" emigrante seguiré tus post paso a paso a ver que tan igual sean Milan-Torino para los imigrantes. Como complemento, digo solo que en Torino entre estudiantes es muy usual eso de compartir apartamento. yo comparti apartamento por 2 años y entre cuatro personas pagabamos 800 euros + calefacción.
    Estoy de acuerdo con eso de las ciudades limitrofes, yo por ejemplo vivo en un pueblo (donde es mejor para los imigrantes porque los italianos no quieren vivir en pueblos asi que no hay tanta competencia) y pago 365 por una casa de 60mq :) a 30 minutos de Torino. Que para los ita es mucho tiempo pero si has vivido en ccs es super normal. Es mas cuando vivia en Torino si tomaba el tram eran 30 minutos hasta el centro!!! Lo mismo que ahora :)
    Saludos!!!
    T.

    ResponderEliminar
  2. "25 m2, que es denominado "monolocale" porque tiene un sólo ambiente, amoblado y ubicado en una buena zona (muy cerca del centro), cuesta €580"

    pero qué caro!!! Ni siquiera München es tan caro!

    Un abrazo y gracias x tu instructivo post!

    ResponderEliminar
  3. te puse un link, después va otro...

    ResponderEliminar