lunes, mayo 28, 2007

Emigración (II). Cuando eres un ciudadano de segunda...

Ciudadano de segunda, es más, de tercera. Es así como me siento en este preciso momento. Y esta tristeza es la que me lleva a escribir este pequeño post sobre la condición de ser un inmigrante, y por tanto, carecer de ciertos derechos. Pensaba escribir una continuación del post del fin sábado, pero eso lo dejaré para otro momento. Ahora hablaré de un problema personal.

Como extracomunitario residente en Italia, me veo obligado todos los años a renovar el llamado "Permesso di Soggiorno" (Permiso de Residencia). Dicho permiso es la constancia de la legalidad de tu estadía en este país, y debe ser renovado ANUALMENTE. Es decir, no basta con que al momento de solicitar la visa llevaste un fajo de documentos estableciendo qué vas a hacer, cómo te vas a mantener y dónde vas a vivir, sino que debes reportar dichos documentos (los mismos que llevaste al Consulado en tu país) a las autoridades de inmigración cada vez que vas a renovar el susodicho permiso. Y éste debe ser renovado ¡cada año!, no importa que los documentos que llevaste expliquen que vas a estudiar por tres años y tus gastos serán cubiertos con una beca de la misma duración, no importa que hayas llevado esos papeles cuando sacaste tu primer permiso y cuando lo renovaste la primera vez. NO. Debes volver a llevarlos, año tras año para asegurarse de que tú estás haciendo eso para lo que viniste. Pero lo peor no es eso, lo peor es que cada vez que vas a ser la renovación eres visto con desconfianza, te obligan a hacer colas enormes y debes esperar el tiempo que al servicio migratorio italiano le dé la gana de darte la renovación.

En mi caso, el 19 de febrero de este año metí mis papeles para la renovación de dicho permiso, y es ahorita que me dan una cita para llevar algunos documentos que me faltaban (a pesar de haberlos metido cuando hice la solicitud). Dicha cita es par el 14 de junio, casi 4 meses después de haber introducido los papeles. El problema con esa fecha es que yo debo ir a una conferencia en Francia la semana próxima y como mi permiso no ha sido renovado, no puedo salir del territorio italiano. Lo peor que era una conferencia donde YO iba a presentar un artículo. Así es, no iba como oyente, sino como orador.

Cuando veo esto, no puedo dejar de recordar cuando me tocó renovar mi residencia en Inglaterra: 1 día, si iba a la dirección principal en Londres. UNO. Mientras que a mi esposa cuando le tocó, lo hizo por correo (como hicimos acá) y tardó 3 semanas. ¡TRES!.

Así que bueno, gracias Estado Italiano por ser tan ineficiente y en vez de mejorar el sistema para hacerlo más veloz, te has dedicado a hacerlo más lento.

, ,

6 comentarios:

  1. Ya he leído en otras oportunidades que el Estado Italiano es bastante parecido (quizá el más parecido en toda Europa) a los Estados promedio latinoamericanos debido a su ineficiencia, corrupción y burocracia... es una lástima, de verdad!

    Y suerte con lo tuyo!!!

    ResponderEliminar
  2. Tienes razon sobre ese punto: parece que quisieran disuadirte. El ufficio immigrazione de una cuestura es a mi juicio es en cuanto a incomodidad , ineficiencia y trato lo peor que uno se puede encontrar en Italia.

    Otras instancias como alcaldias (comune, carta d'identita), sanitarias (tessera sanitaria), agencia de impuestos (codice fiscale) yo las he navegado y salido con mi documento a veces en menos de una hora.

    La esperanza es que una vez que tienes la cita y las cosas se mueven mas o menos velozmente y no te piden mas pen**jadas. En eso y en el hecho glorioso de la "autocertificazione" podria ser considerada mejor que las latinoamericanas.

    Claro, si se les pregunta diran que tienen dos policias con mil solicitudes. Podria casi creerles porque cuando pusieron a trabajar no se que voluntariado en Salerno las cosas salian rapido. Aunque mi permesso diga que naci en "Boruta" (lograron afear el nombre de ese pueblito feo de nombre feo) yo no pido correccion. Amen!

    ResponderEliminar
  3. Si te sirve de consuelo, yo me encuentro en una situación similiar en Japón (soy argentino) y:

    - Es exactamente igual, hay que renovar año a año.

    - Cuando fui a renovar por primera vez en noviembre pasado, me dijeron que tardaban un mes... tardaron cuatro meses (durante los cuales no tengo permitido salir de Japón sino automáticamente me revocan la visa) , lapso en el cual mi pasaje de vuelta a la Argentina se venció y no pude ir a visitar a mi familia porque no me podría permitir el lujo de comprar otro pasaje.

    - Es obligatorio hacer un trámite para salir de Japón CADA VEZ que quiera salir, así tenga una visa por 20 años (imposible) y queden 19 años, 11 meses y 29 días hasta el vencimiento de la visa. Si tengo la visa pero no hice el "permiso de reentrada", lisa y llanamente no puedo volver a ingresar.

    ResponderEliminar
  4. QTPD! la burocracia italiana le gana con ventaja enorme a la de Vzla, en vez de solucionarte las cosas, te las complican mas!
    Yo tengo meses esperando la ultima firma del divorcio de mi pareja, te deseo de pana que NUNCA te toque lidiar con la justicia italiana, porque ademas del tiempo que pierdes, el minimo papel es un platal.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Recuerda que los romanos inventaron la burocracia y han tenido miles de años para hacerla crecer y florecer eso claro los ha llevado a la corrupcion y las comisiones llevadas por los constructores italianos a Venezuela en los años 50

    ResponderEliminar
  6. El comentario anterior era yo con otro blog de actualidad de Venezuela upsss

    ResponderEliminar