jueves, marzo 15, 2007

Sobre el gobierno Prodi.

Hace unas semanas puse un interesante artículo que ilustra la crisis que vive Italia actualmente (acá). Dicho artículo es un excelente resumen histórico de lo que ha sucedido en los últimos años en estas tierras, así que este post tratará un poco sobre los problemas del actual gobierno del Primer Ministro Romano Prodi.

El Olivo y la Unión.

La coalición que gobierno actualmente Italia es de tendencia centroizquierdista: izquierdista porque son mayoritariamente socialistas, y de centro porque les gusta vivir como ricos (los parlamentarios italianos son los mejor pagados de Europa). Esta coalición es conocida actualmente como "L'Unione" o "La Unión", aunque anteriormente se denominaba "El Olivo" o "L'Ulivo"; ¿la diferencia entre una y otra denominación?, pues, aparte de la cosmética (prácticamente son los mismos partidos), L'Ulivo posteriormente pasó a constituirse en una federación entre dos partidos de izquierda, "La Margherita" y "Democratici di Sinistra" (Demócratas de Izquierda), y gracias a su éxito, se espera que sea el embrión de un nuevo "Partido Democrático" que agrupe la mayoría de las corrientes socialistas italianas. Debido a esto, supongo, que debieron utilizar el nuvo nombre de L'Unione, aunque a mí me parece que este nombre fue escogido porque representa la unione de los socialistas en contra de Berlusconi y compañía.

Una vez medio aclarado el punto, tenemos que l'Unione está constituida por unos nueve partidos, a los que se le han añadido otros siete micropartidos, es decir, alrededor de dieciséis partidos conforman el actual gobierno Prodi, por lo que se podrá entender que tratar de complacerlos a todos es una tarea titánica, sobretodo a los mayoritarios. Esta variedad de partidos, en donde cada uno trata de imponer su propia agenda, ha hecho que el gobierno Prodi tenga desde el inicio una debilidad inherente: falta de cohesión. Es esta falta de cohesión lo que provocó la caída de Prodi, en donde las discrepancias originadas por el envío de más tropas a Afganistán es sólo la gota que derramó el vaso.

No hay cama pa' tanta gente...

Como dije anteriormente, cada partido que integra la coalición reclama para sí participación en las decisiones del gobierno, esto provocó que el actual tren de gobierno fuese constituido por unas 100 personas entre ministros, viceministros y secretarios. Tal variedad de grupos ha llevado a considerar este gobierno como uno de los más débiles que ha visto la Italia republicana. Como consecuencia de esto, desde el mismo momento en que se montó, la gente de Berlusconi (con él a la cabeza) ha estado constantemente repitiendo que en cualquier momento dicho gobierno caería. Tristemente, todos estos partidos coinciden profundamente en un solo punto: no permitir que Berlusconi vuelva al poder. El temor a un retorno de este individuo es lo único que mantiene unida a tan disímil grupo.

Lo peor de esta coalición es no tanto la variedad dentro de la misma (todos son de izquierda, sea radical o moderada) sino que antes de ganar las elecciones todos sus integrantes coincidieron en una serie de puntos recogidos dentro del programa de gobierno propuesto por Prodi durante las elecciones. Dicho programa contemplaba las liberaciones que actualmente se están llevando a cabo (que no son muchas, pero por algo se empieza), las reformas sobre las uniones civiles ("coppie di fatto", concubinos), y otras tantas que han sido torpedeadas tanto desde el gobierno como desde la oposición. Estos desencuentros llegaron a su punto culmine cuando se habló de enviar más tropas a Afganistán, momento en el que Prodi, a mi parecer, simplemente perdió la paciencia. Es tan grande el grado de absurdidad que al que esta gente ha llegado a votar en el Parlamento ¡en contra de sí misma!: durante la discusión en el Parlamento sobre la ampliación de una base americana en Vicenza (acuerdo suscrito por el gobierno de Berlusconi), el gobierno introdujo una moción a favor de ésta, la cual fue aprobada con los votos de la oposición, y en contra de los partidarios del gobierno. ¿Entendieron?, yo no, en otras palabras, el gobierno obtiene la aprobación de un acuerdo con los votos a favor de la oposición y contrario de la mayoría de sus partidarios. ¿Eso es o no es de locos?.

Otro ejemplo: durante una manifestación organizada en Vicenza en contra de la ya nombrada ampliación, Prodi tuvo que pedirle a sus ministros que por favor no manifestaran en contra del gobierno del que forman parte (¿?). Y sigo: recientemente hubo una manifestación en Roma a favor de los derechos de las uniones civiles, tanto para homosexuales como para heterosexuales, en la cual estuvieron presente tres ministros manifestando en contra del gobierno del que forman parte. Disculpen, pero, estando en el gobierno ¿no son ellos quienes deberían impulsar la susodicha reforma?, ¿no es precisamente esa la razón por la que fueron elegidos?. La política italiana da para todo, definitivamente.

¿Y entonces?

En mi humilde opinión, Prodi no va a caer tan fácilmente simplemente porque la alternativa no le gusta a la actual mayoría: Berlusconi. Ese es el colante, el pegamento que mantiene unida la coalición gobernante: el deseo de no ver a ese hombre mandando. Y esa debilidad intrínseca del gobierno lo que ha permitido a Prodi operar estos últimos nueve meses (casi diez). De hecho, a pesar de no ser de izquierda y de no compartir mucho de lo que propone Prodi, hay ciertas cosas con las que estoy de acuerdo, como las medidas para abrir la economía italiana así como la privatización de Alitalia, las cuales temo serían frenadas por los derechistas de Berlusconi (entiéndase por derechista mercantilista y no liberal), y totalmente detenidas si algunos socialistas llegaran al puesto de Premier.

, ,

1 comentario:

  1. Escribe Victor y ya he escrito en otros Blogs de K-2 porque como hijo de italiano me es interesante ver lo que el pana escribe de las verdades italianas.

    Aunque sea de mentalidad capitalista por vivir en Venezuela y ser un pais de una influencia fuerte de Estados Unidos, yo soy uno que esta en contra de Berlusconi y compañia, ya que creo que sus politicas son para beneficiar a sus compañias del "Norte de Italia" y para los que esten con el, tanto es asi que el tiene una union partidista (a veces se pelean pero vuelve el perro arrepentido) con la desgracia humana llamada "Bossi" y su "Lega Nord" que lo que quieren es dividir a Italia y llamar al "Norte de Italia" como "Padania", y para eso hacen coalicion con Berlusconi para tener un puesto en el Parlamento Italiano y supuestamente esgrimir segun ellos los derechos de el "Norte de Italia".

    Creo que si a Berlusconi le duele el pais no deberia hacer politicas que favorescan a las grandes industrias y no hacer coalicion con un partido secesionista, por eso no estoy con la derecha italiana de Berlusconi.

    ResponderEliminar