martes, noviembre 07, 2006

Ramírez.

A estas alturas ya todo aquel que siga más o menos de cerca la política venezolana habrá tenido la oportunidad de ver y/o leer las famosas declaraciones del Ministro de Energía y Petróleo, y Presidente del PDVSA Rafael Ramírez. Para quien no lo haya hecho, lo invito a leer esta entrada de la bitácora de Luigino Bracci, donde podrá escoger entre ambas versiones.

Releo una vez más el mencionado discurso y lo vuelvo a leer, y la desazón que me produce es cada vez más grande. Este señor nos está diciendo, palabras más, palabras menos, que PDVSA sigue los designios del Ilustre, Amoroso y Carismático Líder Presidente Hugo Chávez1, quien a su vez es el Gran Intérprete del Pueblo Soberano de la República Socialista Soviética Bolivariana de Venezuela. Guasa y epítetos aparte, leyendo atentamente podemos observar que el Ministro por ninguna parte habla de lealtad o servicio al pueblo, sino que habla de lealtad y servicio a Hugo Chávez, a quien, siguiendo el tono del discurso, podemos llamar la voz del pueblo. Es decir que el servicio al líder de la revolución es un servicio al pueblo, y que éste es, cual profeta, el intérprete final de su voluntad.

Releo lo anterior y no puedo dejar de recordar la idea de Ceresole "caudillo, ejército, pueblo", idea en la que la línea que diferencia al líder del pueblo se hace tan difusa que permite reformular la famosa fase Luis XIV en "el Estado y el Pueblo soy yo". Todo esto enmarcado, por supuesto, en el llamado Socialismo del Siglo XXI2, cosa que el Ministro no dice pero que está implícito. En pocas palabras, lealtad al jefe revolucionario significa lealtad al pueblo.

El discurso, por supuesto, también contiene el tradicional maniqueísmo del chavismo, "estás conmigo o estás contra mí", invitando a aquellos que no comparten sus ideas a hacerse un lado porque estorban. La novedad dentro de este discurso está en que dicha invitación también se le hace a quienes se autodenominan ni-ni o light, es decir, aquellos partidarios del presente gobierno que tienen una postura crítica porque también estorban. Todo dentro de la revolución, nada fuera de ella.

Pero si he de ser sincero, dicho discurso no debería sorprendernos porque es lo que nos han dicho prácticamente desde 1999 (sólo que sin lo del Socialismo del Siglo XXI), y es la actitud que siempre se ha observado en el discurso del gobierno. Lo que me sorprende y entristece no es sólo que haya quien justifique dicho discurso, sino que nos digan que "¡es obvio!, ¡eso es normalísimo!, ¿cómo se te ocurre eso de permitir a gente que no es leal al chavismo trabajar para PDVSA?". A lo que yo cambiaría PDVSA por Estado. Y se justifican diciendo que eso también ocurriría en una empresa cuyo dueño no simpatice con el gobierno. Cierto sería igual, si no fuera porque el ente que vela por los trabajadores del Estado es el mismo que vela por los privados, o sea, una dependencia del mismo Estado. Aunque hay que decir, que este razonamiento se pela en un detalle, que está en "la bicha"3:

Artículo 146. Los cargos de los órganos de la Administración Pública son de carrera. Se exceptúan los de elección popular, los de libre nombramiento y remoción, los contratados y contratadas, los obreros y obreras al servicio de la Administración Pública y los demás que determine la Ley.

El ingreso de los funcionarios públicos y las funcionarias públicas a los cargos de carrera será por concurso público, fundamentado en principios de honestidad, idoneidad y eficiencia. El ascenso estará sometido a métodos científicos basados en el sistema de méritos, y el traslado, suspensión y retiro será de acuerdo con su desempeño.



Como se sabe, los proyectos revolucionarios acostumbran a desbordar las leyes, por no decir que las ignoran olímpicamente, aunque ésta sea la mejor del mundo.

Ahora bien, el discurso de Ramírez representa un abreboca de lo que vendrá después de las elecciones del 3/12, y de lo que será Venezuela cuando me reciba una vez que termine el doctorado: un país ideológicamente monocromático4, en donde será necesario tener una patente de pureza revolucionaria para no ser un ciudadano de segunda, y donde resulta obvio que funcionará el democrático sistema de "un hombre, un voto": Chávez es el hombre, él tiene el voto5.

Si sueno pesimista, o más bien soy un escuálido6 exagerado y mentiroso, no puedo evitarlo, solo pensar que alguien justifique plenamente este discurso digno de los dos minutos de odio orwellianos hace que se me paren los pelos de punta.

PD: Leo un pelo la constitución, y descubro que no se pueden tener dos cargos públicos:

Artículo 148. Nadie podrá desempeñar a la vez más de un destino público remunerado, a menos que se trate de cargos académicos, accidentales, asistenciales o docentes que determine la ley. La aceptación de un segundo destino que no sea de los exceptuados en este artículo, implica la renuncia del primero, salvo cuando se trate de suplentes, mientras no reemplacen definitivamente al principal.


Me pregunto, ociosamente, ¿de cuál de los dos cargos será suplente Ramírez, de ministro o de Presidente de PDVSA?, ¿recibirá un solo sueldo o recibirá dos?. Dudas, dudas.


1Leer sobre Kim Il Sung y Kim Yong Il puede ser bastante ilustrativo al momento de como usar los epítetos con un gran líder.
2Que vaya Ud. a saber qué rayos es; baste decir que la definición de la Wikipedia es bastante vaga.
3"Bicha" es el sobrenombre que le dio el Presidente Hugo Chávez a la Constitución de Venezuela.
4Y creo que estoy extendiendo por fuerza el significado de la palabra ideología.
5Frase fusilada a Terry Pratchett.
6Con 100 kg de peso y 1.80 m de alto, soy cualquier cosa menos escuálido.

, , , ,

2 comentarios:

  1. Cómo se pone esta letra... cómo se llama? cómo trazas una línea sobre las letras?

    lo que hiciste con "Socialista Soviética"?

    Veo que te cambiaste a Beta...

    ResponderEliminar
  2. Tienes que usar la forma de edición HTML de Blogger y usar las etiquetas < del>< /del>. El texto colocado entre ambas aparece tachado. Sí, cambié a Beta pero salvo las etiquetas, no hay mucha diferencia con la forma anterior

    ResponderEliminar