martes, julio 26, 2005

¡Qué Viva el Rey! III

"En Venezuela no hay razones para no robar"
Gonzalo Barrios, ex-presidente de AD.

"La oposición no va a poder parar las reformas que nos dé la gana en este país porque para eso somos mayoría”
Iris Varela, diputada del MVR.

"El estado soy yo"
Luis XIV, rey de Francia.

"Mientras más poder le des al poder, más duro te van a venir a coger"
Gimme the power, Molotov (¿Dónde jugarán las niñas?).



Bueno, con el post anterior hice notar una serie de comportamientos típicos en nuestra élite gobernante, tales como el "quítate tú pa' ponerme yo", el irrespeto hacia la ley, la separación de poderes y la incapacidad para discenernir entre el dinero público y áquel que es suyo, y para cerrar este ciclo, propongo que Venezuela pase de ser una república democrática a ser un reino, gobernado por un monarca absolutista, donde él sea la última palabra para todo.


Por supuesto, habrá quien diga que estoy loco (sí, si he tomado mi medicina) pero si uno observa el comportamiento de todos aquellos que nos han gobernado, la mayoría tiene en común que hacen todo en el nombre del pueblo: nos meten más impuestos en el nombre del pueblo, ponen leyes arbitrarias en el nombre del pueblo, y un largo etcétera. Yo personalmente estoy harto de eso. Con un monarca nos clavan las mismas cosas pero en SU nombre, en nombre de ÉL(o ELLA), y no en nombre mío. Es decir, se sinceran las cosas, si me oprimen (y yo no tengo complejo de botón), coño, que no sea en mi nombre.


Actualmente hay un gran desorden en el pais, ya que cada vez se observa como hay una PDVSA inauditable, políticas fiscales deficitarias, cercenamiento de las libertades económicas, carencia de independencia de los poderes públicos, concentración de poder en muy pocas manos, etcétera, etcétera y etcétera. Esto, estimados amigos, es más similar al estilo de un gobierno monárquico absolutista que al de una república democrática. Ejemplos:



  • Con el dinero de PDVSA se hace lo que al representante del poder ejecutivo le da la gana, sin rendirle cuentas a nadie. Como sería si la compañía fuese de él.

  • Reformas legales hechas para satisfacer los deseos de este representante del poder ejecutivo, como la reforma a la Ley del Banco Central para poder tocar las rervas en divisas (que dan respaldo a la moneda circulante en el país), como si eso fuese de él.

  • Desprecio a las decisiones judiciales adversas a la voluntad del mandante, tal como aquella en la que se ordenaba sustituir a los médicos cubanos por médicos venezolanos en el programa Barrio Adentro. ÉL está por encima de la ley, sus decisiones lo son.

  • Sus más leales vasallos tienen un tratamiento diverso frente a la ley, como lo que acaba de ocurrir con el accidente de Otaiza, quien fue arrollado por un auto que nadie vió, o cuando ÉL supremo asumió como suya la culpa de Diosdado Cabello cuando éste le dió una información inexacta; por supuesto, ÉL es el más alto tribunal, y quien decide que culpas dar, ÉL decidió su propio castigo, por supuesto.

  • Nada de lo que sucede puede ser achacado a ÉL, todo es culpa de sus opositores que no lo dejan gobernar, sus asesores que lo tienen engañado y/o todas las anteriores. Todo lo malo que sucede en su reino pasa porque ÉL no sabe que sucede, de lo contrario, como misericordioso señor que es, enderacería entuertos y repartiría justicis.

  • Desprecio por sus súbditos, tal como demuestra cada vez que se hace una cadena para que pueda dar noticias importantes como la celebración de su cumpleaños.

  • Los comandantes de las fuerzas armadas son nombrados por su lealtad a ÉL más que por sus propios méritos.


Si convirtiéramos a nuestro amado señor oficialmente en Rey, la Asamblea Nacional sería un organismo meramente consultivo y decorativo, la justicia haría de él la última instancia judicial, los impuestos servirían para pagar sus caprichos, su familia gozaría de beneficios ligados al hecho de ser SU familia... Como sabemos, esto ya es así, si lo nombraramos rey, al menos tendríamos un poco más de circo, aunque sin pan, y muchos de los abusos a los que nos someten, tendrían una justificación y no serían hechos en el nombre de nosotros.


K-2


PD: he estado bastante ocupado en estos días y no he podido actualiar el blog. Caribe, no sé de blogs en italiano, aun no he buscado. Anónimo, nada ha cambiado ne mi problema de Fundayacucho, y no tengo idea de que editorial es el libro "Las Cruzadas vistas por los árabes", ya que tengo la versión en italiano, pero sé que puedes conseguirlo en la librería Tecni-Ciencias a través de su página web (es venezolana).

2 comentarios:

  1. Pues fíjate que aparentemente hoy están entrgando balances auditados por un empresa externa ¿Qué tal? Del resto, me inclino por la monarquía :-)

    ResponderEliminar
  2. porai veo q consigo, noai wiro!
    Saludos!

    ResponderEliminar