lunes, junio 13, 2005

La Banca Italiana...

Después de leer el blog de Vila, me he dado cuenta que abrir, y poseer, una cuenta de ahorros en los países de la Unión Europea puede ser realmente difícil, por no decir casi imposible si eres un extranjero. Vila describe como es el sistema bancario francés, y parece realmente tan detestable como el italiano, por lo menos. Empecemos con la primera parte: abrir una cuenta.



Buon Giorno, come posiamo aiutarLa?



Para abrir una cuenta corriente en tierras italianas necesitas los siguientes papeles: código fiscal y permesso di sogiorno (permiso de residencia). El detalle está en que algunos bancos te piden incluso pruebas de cuánto tiempo vas a permanecer en el país. De hecho, intentamos abrir una cuenta en un banco distinto al que usa el Politécnico, y nos dijeron que por un a^o no nos podían abrir una cuenta... Después de hablar con el Jefe del Departamento de Contratos, éste nos acompañó a la oficina del Banco con el que trabaja la universidad. Y pudimos abrir nuestra cuenta después de llenar mil detalles y papeles.



Con nuestros números en mano, y ya acomodados, sólo esperando el pago de nuestros salarios, pedimos tarjetas de débito al banco. Los empleados nos dijeron que no podían darnos una por la simple razón de que no ganábamos suficiente como para tener una, ¿qué tal?. Aunque, si deseábamos una, nos podían dar una prepagada: comprando una tarjeta (€ 5,00), le metes la cantidad de dinero que desees y puedes utilizarla donde quieras, similar a las de CADIVI, supongo. El detalle es que cada recarga cuesta (ya no recuerdo) € 3,00 o € 5,00, y de paso tenías que ir al banco a recararlas porque no se puede hacer via Internet. De pinga. Esto equivalía a ir a sacar dinero todos los meses del banco, para cargar la tarjeta por la comodidad de no tener una paca de euros en tu bolsillo. Ya en este año decidimos no volver a cargar las tarjetas, porque eso era un robo... Por supuesto, en ese entonces casi no teníamos dinero ahorrado y no éramos más que basura extracomunitaria, ahora bien, tal como conté en el post "pequeños capitalistas", con un poco de plata en la cuenta, la atención cambió: ahora somos los sres. extracomunitarios y buenos clientes, a quienes se les ofrece la tarjeta de débito, crédito y cualquier otra cosa que necesitemos... Pero como todo en la vida, ser un SE^OR tiene un costo



Quanto è??!!, porca troia!!!, siete dei ladri!!!



Por supuesto, estos amables banqueros no olvidan de recordarte que sus servicios no son gratuitos, tsk tsk tsk, no no no. Debes pagarles una suma para que ellos guarden TU dinero en SU banco. En nuestro banco esa tarifa va de los € 5,00 a los € 50,00 anuales (si mas no me equivoco), quienes muy amablemente te los descuentan automáticamente de tus ahorros. Además de descontarte el bolo1 de la cuenta corriente. Por supuesto, teniendo en mente las necesidades del cliente, te cobran sus servicios y los impuestos a lo largo del año, así no te pega tanto. Claro, hay servicios que son gratis, como la consulta via Internet, sacar y/o meter dinero en tu propia cuenta, tú sabes ese tipo de cosas. Para todo lo demás, debes pagar.



Para dar un ejemplo, el costo anual de la tarjeta de débito es de € 15, sacar plata de un banco que no es el tuyo € 2, pagar con la tarjeta es gratis. Y así un montón de cosas. Ni cuento como es una tarjeta de crédito, la cual es aun más jodida de sacar, pero los bravos banqueros italianos han encontrado una salida a eso: las tarjetas de crédito prepagadas, que funcionan exactamente igual a las tarjetas de débito prepagadas, sólo que con ellas puedes pagar por Internet. Y sí, tenemos una...



Claro, el sistema bancario italiano refleja a su vez la crisis de la economía del Belpaese2, y es así como actualmente han nacido una serie de bancos on-line dispuestos a ofrecer mejores beneficios a sus ahorristas. Beneficios tales como: intereses más altos (!hasta el 4%!), cero costos de mantenimiento, y manejo 100% via internet. Claro, no nombran los defectos: algunos funcionan como una extensión de tu banco convencional, carecen de ventanillas donde retirar tu dinero, sólo puedes retirar o depositar via transferencia bancaria (en otras palabras, pagas por retirar o depositar), y sólo en algunos casos son realmente ventajosos (hay uno con colaboración con la Oficina de Correos, las cuales le sirven como taquillas, permitiéndole tener oficinas en todo el pais).



En el próximo post: el sistema británico.




K-2, extrañando el sistema bancario venezolano y aun más el británico




1Todos los impuestos por concepto de registro de cualquier cosa, recibe el nombre de bolo. Hay uno para cada cosa: poseer un carro, registro de documentos, etc etc etc.


2Así apodan a Italia, no me pregunten.

1 comentario:

  1. Al menos a mi me dieron mi tarjeta sin mayores problemas; no ahi mismo, porque me tenian que enviar una carta diciendo que ya estaba en el banco y que la fuera a buscar, pero al menos me salió mejor que a tí por lo visto =)

    ResponderEliminar