martes, junio 07, 2005

Historia de los Sith: La Orden.

La Orden de los Sith, como la de los Jedi, hace una clasificación entre sus miembros: maestros y alumnos. En sus inicios, la orden de los Sith contaba con un maestro, Dark Lord of the Sith, y varios alumnos, Dark Lords o Darth. La escogencia de un maestro normalmente se hacía con la reunión de un consejo de los Sith, en donde el caballero más poderoso recibía era nombrado jefe de la Orden. Desde el principio, estos consejos no eran más que una formalidad, ya que el Señor Oscuro más poderoso había matado a su predecesor o podía matar fácilmente a cualquiera de sus seguidores.


Debido a que sólo podía existir un sólo maestro, las intrigas y los odios entre los Sith eran normales. Un joven Sith, Freedon Nadd, incapaz de obtener el título de Maestro para sí, decide formar su propio Imperio en el sistema Onderon, en donde reinó por poco tiempo... pero esa es otra historia.


Pero, ¿cuál es la tarea del Maestro Sith?, simplemente era quien debía iniciar a los adeptos de la orden en los secretos del Lado Oscuro de la Fuerza. Porque el uso de la furia ciega no te convierte en un Sith, sino saber controlarla y proyectar el odio que hay en el individuo, ese el camino hacia ser un verdadero Darth. Sin ese entrenamiento no se es más que un Jedi Oscuro, un Sith incompleto, alguien que sólo ha comenzado a arañar las posibilidades y el verdadero poder del Lado Oscuro.


Está en la naturaleza de los seguidores del Lado Oscuro el ser traicioneros y egoistas, y son estas características lo que los hace incapaces de ver más allá de sus nimias ambiciones. Esta debilidad intrínseca los hace instrumentos de su propia destrucción. Es Darth Bane quien se da cuenta de esto y decide establecer la regla fundamental de la nueva orden de los Sith: un maestro y un alumno, no más no menos. Así las rencillas internas no existirían más y el poder del Lado Oscuro estaría presente sólo en aquellos dignos de tenerlo...


Darth Bane también establece que la verdadera fuerza de los Sith radica no sólo en su capacidad como guerreros, sino en su astucia, su dominio del arte de la mentira y su inteligencia. Gracias a esto, junto con la virtud de la paciencia y el nuevo hermetismo de la Orden, los Sith obtuvieron su victoria sobre los Jedi, y pusieron en jaque la galaxia.


Darth K-2



PD: mañana las fuentes de las que me he servido ^_^

1 comentario:

  1. excelente lectura, luego la vuelvo a leer..

    entre sith y jedis, no hay mas que la liga de la justicia ;0) peor con una historia mas interesante de lo que defienden

    ResponderEliminar