martes, febrero 21, 2006

Italia: Gripe Aviaria e Histeria Colectiva.

Recientemente el bel paese ha estado sufriendo los embates de la gripe aviaria, y no, no se debe a que los pollos y similares están muriendo con toses y estornudos; no, las palomas no caen entre estornudos, liberando las plazas italianas de su inmunda presencia (son tan sucias como las ratas); o que los cisnes están atacando a la gente de forma tal de pegarles la enfermedad. No no noWag Finger 4. Las únicas perdidas que está provocando la susodicha gripe, o influencia si usamos un término más técnico, son de carácter monetario: desde se está anunciando la posible presencia de gripe aviar en el país, el consumo de pollo y similares ha caído en un 50% (¡incluso más!), debido a la histeria colectiva típicamente italiana. "¿Típicamente italiana?", sí, típicamente italiana; esto se debe a que cada vez que hay una noticia sobre casi cualquier tema de carácter negativo, ésta viene envuelta en un melodroma, servida con tragedia y adornada con desespero. Ciertamente, más bulla que la cabulla...Melodramatic

Pero, ¿cómo se ha llegado a este estado en que los criadores de pollo están a punto de quebrar?, bueno, repasemos un poco la historia de la gripe: como sabemos está empezó en el sureste asiático y de ahí se extendió a diversos sitios, Tailandia, Vietnam, China, etc. Posteriormente, se descubrió que dicha gripe afectaba no sólo a los pollos sino a ciertas aves migratorias. Por otra parte, también se encontró que el contagio entre especies (gente-pollos) sucede sólo cuando se está en contacto directo con un animal enfermo, o con sus heces. El virus es desactivado con el calor, es decir, que si se come carne de pollo cocida, no ocurre el contagio. Completando la información, los casos de personas infectadas con el susodicho virus han estado restringidos a criadores, o gente que manipulaba muy de cerca a los animales, de hecho, desde que la epidemia empezó han muerto menos de 200 personas en el sureste asiático (171 contagiadas y 93 muertas), siendo esta la zona más golpeada.

Aclarado el punto de como funciona la enfermedad, comenzamos a describir la pandemia: como esta enfermedad afecta a las aves migratorias, era sólo cuestión de tiempo para que llegara a Europa. Suficiente tiempo para empezar a incubar el miedo, suficiente tiempo para que los medios italianos empezarán a formar un circo en torno a esto. Poco a poco los medios monitoreaban el avance ("el lobo, el lobo, ahí viene el lobo"), describían los países que iban siendo afectados, hacían proyecciones de cuanto tiempo tardaría la enfermedad en llegar a Europa. La histeria crecía...

Poco a poco empezó a verse como la enfermedad tocaba Turquía (ya en ese momento podemos hablar del comienzo de la histeria), Grecia (el mal está cerca), los Balcanes (caída del consumo de pollo en un 30%), y... Y.... ¡Y... La llegada a Italia!, ¡HISTERIA TOTAL!...

¡¡AAAAAAAHHHH, VAMOS A MORIR!!


Esta histeria de masas ha provocado la gran caída del pollo, y nos permite observar como la gente, azuzada por los medios y la indiferencia del gobierno, ha dejado de comer pollo totalmente. Con decirles que no había casi pollo el sábado pasado cuando hicimos mercado. Pura y simple histeria. Y ahora vienen con el cuento de que la gente no debe asustarse, que los controles sanitarios funcionan y un largo etcétera, cuando lo que ha habido es una constante profusión de mensajes en la que se dice que una peste peligrosa va a afectar a Italia. Verdaderamente.

Yo por mi parte, aprovecharé la coyuntura: probablemente los precios bajen, así que comeré más pollo, del resto, me ne frega un cazzo (en cristiano, me importa un carajo).

De hecho, esta ha sido la misma reacción que se observó cuando los atentados en Londres, y todos se preguntaban "¿Cuándo seremos la próxima víctima?", en un ataque de histeria total (lo que dije en ese momento acá) . Yo sé que el miedo es libre, pero ¿por qué fomentar la histeria?, ¿por qué no decir claramente que es POCO PROBABLE que la enfermedad se transmita al consumidor?, ¿por qué los noticiarios anunciaban la "alarma influencia aviaria" como si fuéramos a morir por un arma biológica?. Definitivamente...

Lo peor es que todo lo tratan así: el tsunami (¡oh, pobre gente!, ¡OH, LOS ITALIANOS ATRAPADOS EN ESOS SITIOS!, ¡VAN A MORIR!, ¡DEBEMOS RESCATARLOS!), las víctimas de las guerras de pandillas en Napoles (¡malvados criminales, matando gente indefensa!, ¡VAMOS A MORIR!), víctimas de violaciones (¡malditos extracomunitarios!, ¡DEBEN MORIR!), etc. etc. Lo único que puedo recomendarles a aquellos que se dejan llevar por esta histeria colectiva puede resumirse en las palabras inmortales de ese gran humorista venezolano de apellido Nazoa (no, no me refiero a Aquiles, hablo de Claudio): "¡coman sardinas!"

3 comentarios:

  1. interesante... cosas de humanos... si los pollos hablaran... qué dirían?

    ResponderEliminar
  2. Saludos te dejo aqui también...yo rezo cada día para que no llegue esa vaina a venezuela...pollo rules!

    ResponderEliminar
  3. Jhons Hopkins University y la Minnesota University tienen las estadísticas (hechas al calco por la National Geographic de Octubre pasado:
    *En 1918, durante la misma gripe, hubo 100 millones de muertes, y el contagio terminó siendo DE HUMANO A HUMANO por mutación vírica.
    *En 1957, hubo un millón, "apenas".
    *En 1968, en Hong Kong, 750.000.
    *Se proyecta PARA FINALES DE 2006 ENTRE 180 Y 360 MILLONES DE MUERTES.

    Preocúpate. Esta vez, la histeria azurra es justificada.

    Saludos mil. Buen y documentado post.

    ResponderEliminar