martes, noviembre 15, 2005

¿Ignorante yo?

Quería continuar hablando de los sucesos en Francia, pero me ocurrió una cosa el sábado que me molestó y quisiera compartirla con mis lectores: el sábado, por insistencia de mi esposa, voy a cortarme el cabello en una barbería cercana a la casa. Llego y hago mi cola. Cuando me toca, los barberos proceden a lavarme el cabello para luego cortarlo. Es en el momento en que me van a cortar el cabello cuando me preguntan como lo quiero. Respondo: "- Hacia atrás, y no muy corto para poder peinarmelo". En ese momento el barbero notó mi acento y pregunta: "- ¿Es italiano?". Por supuesto le digo que no, que soy de Venezuela, y es en ese preciso instante en el que se le iluminan los ojos y me empieza a hablar de lo maravilloso que debe estar el país con el contrato de intercambio petrolero con Cuba (ojos pelados), y sobre el excelente estado de la medicina cubana (cayó frutero). Es en ese momento que le digo que el tal acuerdo no me parece positivo porque se le está quitando el trabajo a los médicos venezolanos, y el petróleo se lo estamos casi que regalando (faltó decirle que tienen un mono porque se han retrasado en los pagos). El tipo en ese instante es cuando decide empezar a hablarme de lo bien que se está en Cuba (Question Mark 2), lo malvado del embargo (Exclamation Mark) (se me olvidó comentarle que Cuba exporta la mayor parte de sus alimentos de USA), y un largo etcétera. Por supuesto esto me lo dice un tipo que como barbero le alcanza para viajar a Cuba, probablemente quedándose en un buen hote.

Después de aguantar estoicamente esa bola de sandeces, le digo (civilizadamente) que sí, que Barrio Adentro puede que sea positivo pero el esfuerzo que se hace ahí se pierde si los hospitales no están bien dotados, ya que esos son módulos de atención primaria: te curan una gripe, pero dudo que puedan hacer algo contra una apendicitis. Le comenté del culto a la personalidad en torno al presidente (la primera vez que ví un discurso de Chávez con una foto gigante de sí mismo al fondo me dí cuenta de lo mal que andaba la vaina). Es en ese momento cuando procede a explicarme a MÍ (nótese el tono indignado en que escribo esto) todos los beneficios y maravillas de la Venezuela chavista, a MÍ que leo Aporrea, RNV, a Lubrio, a Alex, ABN, El Universal, The Devil´s Excrement, a Daniel, etc etc etc, y es ahí cuando decido dejar la discusión. Simplemente, prefiero no discutir con un carajo que tiene una tijera cerca de mi oreja.

Pero es este tipo de carajos que se quejan de que Berlusconi es casi un dictador, cuyo gobierno es hiper-abusivo (si ser derecha es apoyar a Berlusconi, yo no soy de derecha; si ser izquierda es apoyar a Chávez, entonces tampoco soy izquierdista), pero ven con maravillas a un carajo al que podemos acusar de lo mismo. Y antes de que me alaben las maravillas del proceso, les digo que cualquier carajo que trabaja para MÍ (sí, Chávez trabaja para mí y para 24 millones de venezolanos más) interrumpe lo que veo u oigo porque cree que 3 horas de monólogo sobre cuaqlquier pendejada son más importantes que lo que estoy haciendo, pana, ese carajo es un abusador. Punto.

Y es cuando digo, si tan buena está la vaina en Cuba o en Venezuela, ¿por qué no se van para allá?, aunque sea haciendo trabajo voluntario, ¿por qué no lo hacen?. Y por cierto, luego de haber tenido ese intercambio de ideas (en buen tono, amablemente, civilizadamente), el carajo me cobra servicio completo: €22 (su madre). ¿Y dónde está la solidaridad?, ¿la comprensión a aquellos que somos del 3er mundo?. Servicio completo. Esas son las vainas que me pasan por no preguntar cuánto cobran por un corte de pelo. Definitivamente, en este mundo todo es relativo.

6 comentarios:

  1. Es que te olvidaste hablarle del "comercio justo" que está impulsando Chávez, y después decirle que lo justo era pagarle 5 euros a ver que le parecía ;-)

    ResponderEliminar
  2. Yo soy un Mexicano viviendo fuera de su tierra, en USA pero que va...aqui ya somos mas que gringos ja!.

    saludos.

    ResponderEliminar
  3. coño! si es muy fácil decirle a uno que viva en comunismo -que ni a eso llega el bochinche que hay aquí- estando en un país del 1er mundo, con un sueldo del 1er mundo y con una seguridad social del 1er mundo, pero porque no se vienen a vivir para acá ó a Cuba, pa que vean como la gente pasa roncha?; y sobre el embargo siempre he pensado que Fidel le ha sabido sacar probecho, por lo menos en la parte propagandistica, pues a cuenta del mismo tiene al pueblo comiendose un cable. La otra vez Marlon (Marlon el Polaco)) escribió un post bastante interesante, sobre como vivia la gente en Polonia en la epoca comunista y en el mismo relata algo que para los Cubanos es común y es el racionamiento y las colas para todo, y Polonia no sufria ningún embargo Gringo.

    Ya lo dejo hastá aquí pues en vez de ser un comentario va a parecer un post dentro de otro post.

    saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Veintidos euros por un corte de pelo?

    Bueno, los químicos de la USB siempre han tenido fama de despistados. Recuerdo de una vez de un estudiante de la carrera, que salió de clases y cuando fue a buscar su carro...¡¡¡había desaparecido!!! Horror de horrores. El jefe de seguridad de la universidad (después de peinar la misma) se fue con "la víctima" hasta Baruta, pa' ve si había suerte. Nada.

    Regresan a la universidad y cuando están pasando frente a los laboratorios, "la vicitma" descubre que su carro estaba estacionado frente al laboratorio (o el edificio, ya no recuerdo) de química. Lugar este en donde lo había dejado por la mañana después de sus prácticas y de ahí había seguido a pie a los diferentes edificios, de acuerdo al horario de clases.

    Por eso, no me extraña en lo absoluto, que te hayas tenido que bajar de la mula con Bs. 55.500,oo ¿Tú tienes idea de cuántas mulatas se compra el italiano en Cuba con "esa fortuna"?

    Saludos.

    P.D.: En aquel entonces, JOSELO era famoso con un sketch del COMENABOS. Hasta el día de su graduación, "la víctima" no se pudo quitar la chapita.

    ResponderEliminar
  5. De pana que eso sono asi como los sketchs de comedias donde la gente termina poniendole la silla por la cabeza al barbero. Una vez aqui en Polonia fui a cortarme el cabello... no sabia cuanto me iba a costar, tenia PLN 20 en el bolsillo (multipliquenlo por 660 y les da en Bolivares) y en la mayoria de los sitios me habria alcanzado PERO es mejor preguntar siempre... y la tipa me respondio "el corte de cabello aqui es muy caro para Usted" y yo quede asi como Condorito... QUE QUE??? y como sabe ella lo que es caro para mi??? me cago en la madre que la pario!!! si yo en un mes gano lo que ella en un ano >:( jejeje asi que se podran imaginar que no me corte el cabello ahi, todo porque soy negro (cachunbambe pal' punto de vista de los polacos)

    ResponderEliminar
  6. Pana las revoluciones siempre tienen buen lejos :-) QTPD

    ResponderEliminar