miércoles, agosto 03, 2005

Detestable verano en Milano 2: Ciudad Fantasma

Bueno siguiendo con el post anterior, la llegada del verano provoca que la gente entre en una especie de histeria: se debe abandonar Milano por todos los medios posibles y mientras más rápido mejor. Esa actitud ha provocado en épocas recientes que el comune (alcaldía) haya establecido una suerte de días de paradas para que la gente que se queda en la ciudad pueda conseguir algunos bares, panaderías y supermercados abiertos, porque de lo contrario, era virtualmente imposible conseguir alguno de estos negocios abiertos en esta época del año. Por supuesto, cuando se va al centro de la ciudad (la zona turística por excelencia), no se ve que sean tantos los negocios cerrados, pero a medida que uno se aleja del centro, el número de éstos se incrementa exponencialmente.


El éxodo de la ciudad llega a su pico el 15 de agosto, día de la Ascención de la Virgen y al que llaman Ferragosto; ese día TODO el mundo ya ha arrancado, o está en vías de arrancar, a las diversas metas estivas. Y es la semana anterior a éste día cuando uno observa una cantidad mínima de gnete en las calles, tan poca que da miedo. No ves a nadie. De hecho, en esta época aumentan los hurtos en tiendas y casas debido a que no hay nadie en la ciudad. Recuerdo que el año pasado cuando fuimos a votar en el referendúm, las únicas personas en el centro éramos aquellos que estábamos votando. No había más nadie. El día 15 es el día en el que la ciudad está totalmente muerta, y es por esto que al parecer la Robolución no va a poder celebrar el bicentenario del juramento en el Monte Sacro: ningún italiano en su sano juicio trabaja este día, a duras penas aquellos que trabajan en el sector turístico.


Pero tiene sus ventajas el que la gente se vaya, cierto que el intervalo entre bus y bus es más largo, pero como no hay tráfico, tardan la mitad del tiempo en recorrer sus rutas convencionales, o lo que es lo mismo, empiezan a cumplir con los horarios Roll Eyes 4.


Aunque el punto que más me toca es el referido al cine: todos (cuando digo todos quiero decir TODOS) los estrenos cinematográficos más o menos importantes son relegados para septiembre y octubre, y en esta época deciden sólo basura que de otra forma nadie vería. Claro, en ciertos cines hacen promociones 2x1 o hacen pre-estrenos, pero muchas salas simplemente cierran o estrenan películas malas. Claro, siempre hay una que otra joya que vale la pena ver pero son pocas.


Para concluir, contestando comentarios, a los chicos que me escriben desde el norte de España (Bolboreta y Troyanos43) les digo que entiendo su dolor. Viví dos veranos en Inglaterra, y sé que el clima de Galicia y Asturias es una continuación del inglés, y un verano a menos de 20 grados es terrible, pero... están en España, echen un viajecito a Andalucía o Cataluña donde sí hace calor. Pero repito, detesto el calor húmedio, no me molesta estar a más de 30 grados si a) hay viento y b) la humedad es baja. Por otra parte, Caribe, me gustaría conocer Florida sobre todo para ir a Disneyworld y a Epcotcenter (uh, otro punto para calificar como agente de la CIA), pero estoy en Milano. Creo que voy a hacer un post con las atracciones turísticas de Milano y por qué NO se debe venir para acá; aunque te digo que en verdad, en verdad os digo que los milaneses no entienden como exista gente que quiera venir acá a turistear, y después de un año y medio acá, comparto esa idea.


K-2, preparándose para irse de Milán en cualquier momento

1 comentario:

  1. Chevere q quieras conocer Florida, yo preferiria California q aun no lo conozco =)
    Yo estoy en el nordeste entre NYC y DC y ando como tu, me fascina el calor pero la humedad lo hace sofocante. Prefiero un dia a 45 sin humedad q uno a 32 sudando como un cochino.

    ResponderEliminar