viernes, abril 22, 2005

Un café, por favor...

Dedicado a RoRRo, y a su manía por el Mokacino de Nescafé.


¿Quién pone en duda que los italianos preparan uno de los mejores cafés en el mundo?, yo creo que pocos o nadie, ya que en estas tierras existe toda una cultura alrededor del café y como beberlo. No por nada los diversos términos para clasificar el café, y la forma de combinarlos, son italianos: espresso, el café corto y negrito; capuccino, él espumante con leche; latte, el con-lechito normal; y el favorito de RoRRo, el moccacino, café con leche y chocolate. El detalle está es que hay aun más tipos de café que los previamente nombrados, y que el tomador de café venezolano, va descubriendo con deleite a medida que se adentra en la cultura cafetera de este país. Esto no quiere decir que este servidor desprecie los sabores autóctonos de nuestro país, más bien al contrario; pero como buen venezolano, soy una persona ecléctica, es decir, me gusta unir lo mejor de ambas partes y ponerle el sello inconfundible del Made in Venezuela by venezuelans con mucho orgullo a todo lo que hago, tomo o como .



Un marrón oscuro, un teterito y un guayoyito, por favor.


Sirva la frase anterior para ilustrar como normalmente se pide un café en cualquier panadería, arepera, fuente de soda y/o restaurant (y afines) en Venezuela. Por supuesto, si vamos a un sitio que se las quiera dar de fino, pondrán también los nombres italianos nombrados previamente. El detalle fundamental es que todas las variaciones inventadas por nosotros o tomadas del extranjero vienen en tamaño grande o pequeño, es decir, siempre debes especificar cuánto de café quieres. Por dar un ejemplo, yo soy de los que pide un negro grande y oscuro para empezar el día (¡AAAAYYY, PAPA!, se partió esa galleta de soda), (sí, sé que suena mariquísimo, pero hablamos de café), es decir, una taza grande llena de café bien fuerte. Lo mismo podría ser un con-leche, un marrón o cualquier otra cosa que se nos ocurra con el café. En un país como Italia eso no es así. En las tierras de la pasta a cada tipo de café le corresponde un tamaño y tipo de taza, porque no es lo mismo la taza del capuccino que la del espresso, ambas son distintas, como distintos son los tipos de café. La de capuccino será grande, mientras que la del espresso será mínima y llena por la mitad (). Y es aquí cuando comenzamos con los tipo de café italianos...



Un caffè corretto, per cortesia...

El primer detalle al tomar un café, es saber donde vas a comprarlo. Sí, suena sencillo, pero recordemos que en Venezuela se puede comrpar café casi que en cualquier lugar: panaderías, pastelerías, bombas de gasolina, buhoneros, restaurants, etc etc etc. En Italia, se compra en el bar (sí, en el bar, donde venden birra, aguardiente, etc., ahí), ya que en panaderías, increiblemente, sólo venden pan, y en los restaurantes tienen su bar, donde te hacen el café. Además, el bar no tiene la connotación negativa que puede tener en Venezuela, es más, a mí me parecen los bares italianos más fuentes de soda que bares, porque hasta comida y helados venden. Sigo. Llegado a la barra del bar, llega el momento ms difícil: escoger de la lista que te vas a tomar. ¿Y qué hay en la lista?, pues aquí la tienen:



  • Espresso: café negro fuerte, en taza pequeña a la mitad.
  • Lungo: misma taza miserablemente pequeña, y se completa el café con agua caliente.
  • Doppio: dos shots de café en la misma microtaza.
  • Machiato: se completa la tazita con leche caliente y espumosita.
  • Marrocchino: se usa una taza de vidrio pequeña, se le pone chocolate en polvo en el fondo, se agrega el café, se completa con espuma de leche caliente, y se le echa chocolate en polvo.
  • Capuccino: taza grande, shot de café mas espuma de leche. Es importante notar que en Venezuela el con-leche se sirve así, por tanto, siempre hemos tomado capuccino y ¡no lo sabíamos!
  • Latte machiato: tazón de leche caliente con un shot de café.
  • Corretto: tazita miserable de café, completada con un chorrito de licor de u preferencia (¡EXCELENTE!)
  • Moccacino: café con leche y chocolate.
  • D'orzo: café hecho a base de cebada, negro y sabor horrible (¡PUAJ!)
  • Capuccino Veneziano: lo mismo que el capuccino normal, sólo que se le echa crema batida.


La variedad es grande, y más o menos estandarizada a lo largo y ancho de la península, aunque hay otras variedades que no conozco o no he probado o no he visto. Lo que sí aseguro, es que en tierras italianas no hay cadenas de cafeterías, simplemente porque hacen un café malo y extremadamente grande para el gusto local.



El Impacto


El primer impacto cuando uno pide un café acá, y te dan la miserable tazita llena a la mitad de café es pensar: ¡ME JODIERON!. Pero cuando ves que todo el mundo lo bebe así, tranquilazo, te quedas tranquilo. El segundo viene cuando decides pedir un capuccino, y lo que te dan es un vulgar con leche, como el que te sirven en cualquier en Venezuela, sólo que con mucha espmita. El detalle es que el capuccino se llama así porque al café con leche le pones un "capuccio" de espuma, lo que le da ese nombre y no crema chantyllí. El tercer y último impacto, es descubrir la enorme cantidad de licores que van bien con el café negro : amaretto, ron, whisky, licores amargos, grappa y un largo etcétera. Les recomiendo probarlo en casa, y que sólo le deben echar un chorrito, que es café con licor, no Kalúa


K-2, yéndose a tomar un macchiato en la máquina del café.^_^

8 comentarios:

  1. Bien italiano =)
    Cuando haga en casa voy a echarle un chorro del primer licor q consiga... quede picao!

    ResponderEliminar
  2. Nosotros vivimos orgullosos de nuestras variedades de cafe, hasta llegar a la incongruencia en algunos casos. Es asi como puedes escuchar en una barra de panadería algo asi como:

    "Dame un marron clarito clarito"

    o

    "Dame un con leche fuerte oscuro"

    postdata: El coretto es el que algunos conocen como carajillo aunque aqui preferimos decirle "bautizado"

    ResponderEliminar
  3. Excelente post...tante grazie dalla dedica!

    ResponderEliminar
  4. Buen post y buen blog.

    "Cafetéricamente" hablando mi preferido es el conlechito. Tu chiste sobre el negro grande me hizo recordar una anécdota de cuando trabajaba en Caracas, a principios de los noventa. Yo vivía a media cuadra de una panadería, cerca de la Urdaneta, y todas las mañanas camino al trabajo me lanzaba el cafecito diario allí.

    Una mañana llegué y pedí el café con la fórmula acostumbrada. "Buenos días, un con leche pequeño, por favor". Había un viejo al lado mío (llevaba rato ahí) que inmediatamente pidió: "Y a mí un negro pá'hombres". Ni que decir que me tomé el café muerto de risa.

    ResponderEliminar
  5. con leche
    con lechito
    teterito
    marrón
    marroncito
    marrón fuerte
    negro
    negro corto
    negro largo
    negrito
    guayoyo
    guayoyito

    estos son algunos de los que he oído por ahí. Recuerdo que en una empresa donde trabajé repartían termos de café en la mañana a todas las oficinas de los diferentes edificios que tenía la empresa y los termos venían identificados con estos nombres. Al fin conozco las variantes italianas.

    ResponderEliminar
  6. Mmmmm Hasta aquí me llegó el aroma. Muchas gracias por la información.

    ResponderEliminar
  7. Ese "Marrocchino" se escucha sabrosón... :-P

    ResponderEliminar
  8. La tazina miserablemente pequeña del cafe italiano tiene solo una cosa a su favor, el cafe es tan pero tan concentrado que si te tomas un poco mas creo que no duermes por una semana!.
    Y otra cosa importante -creo que no mencionas- es que te lo sirven siempre en tazas de verdad, es decir no vasos de plasticos. Y es muy raro encontrar un bar con cafe para llevar. Incluso ves a la gente que lleva las tazas verdaderas a los negocios cercanos y luego le regresan las tazas. Creo que es porque como dice la propaganda: El cafe es un piacere y si no es buono que piacere es? :)

    ResponderEliminar