lunes, diciembre 03, 2007

Elecciones 2D.

Terminaron las elecciones y el "NO" a la reforma constitucional resultó victorioso, lo cual fue bastante sorprendente. Sinceramente, yo no me lo esperaba. Pero la cosa sucedió en una forma totalmente distinta. De hecho, estas elecciones fueron totalmente distintas a las últimas dos en las que participé (referéndum revocatorio y elecciones presidenciales). Para empezar no encontramos cola en el consulado al momento de votar, y según los miembros de mesa, si bien no había habido una cantidad monstruosa de votantes, la cosa se había movido con bastante rapidez. Algo que no sucedió en las oportunidades anteriores: en el primero, los representantes del gobierno se inventaron todas las triquiñuelas posibles por hacer que uno desistiera a votar (4 horas en cola no se olvida fácilmente), y durante las presidenciales, algún burócrata brillante decidió que debíamos empezar a la misma hora que Venezuela. Nada de eso ocurrió ayer. Incluso, nos sorprendimos ante tanta rapidez. Es excelente ver como la gente del consulado está haciendo que éste funcione, no sólo con eficiencia sino con un muy buen trato hacia el público. Lo único lamentable es que mi esposa y yo fuimos apertrechados con libros, revistas, y nuestros reproductores de MP3, listos para esperar horas en el frío, para luego descubrir que nuestros esfuerzos fueron en vano, ¡afortunadamente!.

Pero demos vuelta a la hoja, ya la elección pasó, y según los datos provistos por el CNE la diferencia entre el "NO" y el "SÍ" fue menor al 1% de los votos escrutados. A esto se agrega que hubo una abstención del 44.11% [1]. En otras palabras, la victoria de aquellos que nos oponemos a este gobierno fue sumamente pequeña según las cifras oficiales. Pero me parece que es más interesante comparar la elección anterior a ésta, tal como lo hace Lubrio [2], quien nos muestra como la cantidad de votos sacados por la oposición es apenas un poco mayor a la obtenida en el 2006. Según Luigino, esta derrota se debió a la pobre estrategia comunicacional del gobierno y a la gran cantidad de mentiras que circularon en torno a la reforma constitucional. En mi opinión, ese es un análisis un poco simplista, pero me gustaría comparar los números tal como él hace, comencemos con los datos del 2006:
  • Chávez obtiene el 62% de los votos, es decir, 7.309.080 personas votaron por él.
  • Todos los candidatos de la oposición obtuvieron el 36,65% de los votos, que se traduce en un apoyo de 4.321.072 de personas.
  • La abstención fue de un 25,3%, es decir, 3.994.380 personas no votaron dentro de un universo de 15.784.777 votantes.
Para este elección, y asumiendo que el número de votantes no haya cambiado significativamente en un año, así como que el resultado final se mantenga tal como lo dijo el CNE, tenemos que:
  • El "NO" por el Bloque A obtuvo 4.504.354 votos (50,70%), mientras que para el Bloque B se obtuvieron 4.522.332 votos (51,05%).
  • El "SÍ" obtuvo 4.379.392 votos (49,29%) en el Bloque A, y 4.335.136 (48,94%) en el Bloque B.
  • La abstención fue del 44,11%, es decir, 6.962.665 votantes.
Estos números nos muestran dos cosas: no hubieron grandes saltos de talanquera entre los seguidores del gobierno, que los que somos contrarios al gobierno somos más o menos los mismos, y que hay 3 millones de votos menos para el gobierno. Esto último es bastante intrigante: si asumimos la tesis de Luigino, de los casi 7 millones de personas que se abstuvieron de votar, 3 millones votaron anteriormente por Chávez, ¿qué pasó con ellos?, ¿por qué no apoyaron el gobierno en este momento, y por qué no ejercieron su voto?. ¿Mala estrategia comunicacional?, lo dudo, cuando se aprobó la constitución, los tiempos para su lectura y análisis fueron más o menos los mismos que tuvimos ahora, el gobierno tenía menos órganos de propaganda, la oposición tenía tanto o más espacio que el gobierno en los medios. No me parece que esta derrota del gobierno se deba a una simple falta de comunicación o de apatía por parte de sus electores, quienes siempre se han movilizado espontáneamente a favor de éste. El dato de la mala estrategia comunicacional también puede ser utilizado para juzgar a la oposición, dado que la cantidad de gente que apoyó esta opción no mejoró significativamente. En otras palabras, la mala comunicación, tanto por parte del gobierno como por parte de la oposición no es lo único que permite explicar estos resultados.

Ahora bien, si pensamos mal y hacemos uso de las teorías conspirativas que maneja la oposición, ¿es ése el número de votos trampeados de las elecciones anteriores y no pudieron usar esa trampa esta vez?, de ser así, ¿por qué?. ¿Habrá alguna relación con la reunión del alto mando militar esa misma noche [3]? . ¿Será verdad que trucaron los números para que la derrota no fuera tan grande?. Si ya sé que estoy buscándole la quinta pata al gato, pero es que estos resultados no me convencen. Y cuando uno no está convencido, lo que hace es elucubrar...

Pero recapitulemos, la victoria fue cerrada, una gran masa de la población que podría ser identificada con el chavismo decidió que era mejor quedarse en casa y los saltos de talanquera fueron mínimos. Esto trae como conclusión que:
  1. No hay grandes saltos de talanquera: pocos partidarios del gobierno votaron en contra de la reforma.
  2. Hubo un gran número de personas que prefirieron no emitir su opinión. Sea en contra o en favor de la oposición. La pregunta de rigor es ¿por qué se quedaron?.
  3. La gente prefiere votar por una persona y no por unas ideas: por eso la personalización de la campaña por el "SÍ" a la reforma (un voto en contra la reforma es un voto contra Chávez). Quizás la gente sintió que votar por esta reforma no era prioritario.
No quiero sonar aguafiestas, pero esto apenas es un paso minúsculo. Aun el chavismo controla la Asamblea Nacional, el CNE y otros tantos poderes públicos. El problema económico es inminente: se habla de una inminente devaluación una vez instaurado el bolívar fuerte; no se resuelve el detalle de la escasez (ayer hablé con mi madre quien me dijo que no conseguía leche en polvo); los problemas de la inseguridad siguen intactos. Con esta victoria no hemos mejorado, simplemente hemos evitado que las cosas empeoraran más. Aun queda mucho camino por recorrer.

, , ,

,

9 comentarios:

  1. ciertamente no hemos mejorado, hasta se pudiera decir que no ganamos nada, pero le dimos un parado al presi y sus pretensiones. En cuanto a los números mejor no hablar de ciertas cosas.

    ResponderEliminar
  2. Excelente analisis, yo tambien llguè mentalmente a las mismas conclusiones al ver los datos del cne... Pero te cuento una cosa: Conozco muchos Chavistas que esta vez no estaban de acuerdo con la reforma constitucional... Quien sabe si, por ego, no fueron a votar y forman parte de ese 40% de abstencion...
    - Te pareciò "simpatia" lo del consulado? a mi esas sonrisas no me gustan... me parecen hipocritas... como una burla... pero bueno...
    - 100% de acuerdo con lo del poder actual del chavismo... OJO CON LA LEY HABILITANTE!!!!!... Ahora es cuando empieza la lucha.... ganamos una pequena guerra, pero ni siquiera hemos empezado la batalla..
    un Abrazo!...

    ResponderEliminar
  3. Tesne: totalmente de acuerdo. La victoria no fue apabullante, pero por algo se empieza.

    Dabart: mira, debe ser que yo he tenido mala suerte con los cónsules y el personal de allá desde que llegué aquí (2004), pero en general con esta gente no me puedo quedar. No me quiero ni recordar de la cónsul que teníamos en el 2004, y que cambiaron como en el 2005. La tipa esa era de lo peor. Estos al menos lo tratan a uno bien. Hipócritamente, pero mejor que antes. Aunque recientemente no he hecho trámites por allá. Pero como dije, los prefiero hipócritas y que me traten medio a sinceros y antipáticos ;)

    ResponderEliminar
  4. Sí, es un paso minúsculo; pero por vez primera, dado en la dirección correcta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. estimadísimo, nos regalarías el artículo para Planisferio?

    lógicamente con link a tu blog,

    un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  6. y ya hay preguntas... en Planisferio. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Chamo, mercado latino de Milan: Piazza 24 Maggio, al final de Corso di porta ticinese, justo delante de la Darsena del naviglio...

    ResponderEliminar
  8. las hojas peruanas cuestan 5 € el paquetico de mediokilo, las reconoces porque trae un manojo de cuerditas en una orilla... son excelentes, recomendadas al 100%... con 1 paquete te salen aproximadamente 10 hallacas...
    saludos pana! luego me cuentas que tal tus hallacas...

    ResponderEliminar