viernes, octubre 21, 2005

Chávez en Milán II.a

Primero que nada, lectores mesmos, quiero agradecerles su paciencia y su solidaridad hacia este humilde blogger, quien es una simple brizna de paja al viento en el tornado de la guol guai güeb. He estado ocupado, predicando, no, aprendiendooo a analizar fallas ocasionadas por el Creep mesmo, un fenómeno de corte anticapitalista porque destruye las maquinarias con las que el imperio nos quiere someter, tal como aviones y tanques. Y aprovechando esta tribuna, les recuerdo que del imperio habló nuestro Comandante en Jefe Hugo Rafael Chávez Frias en una , como su nombre lo dice, fría noche de octubre en la ciudad de Milán. Milán mesma, capital económica de la Italia pujante, de la Italia revolucionaaaria, que desea un cambio, un cambio en lo social, en lo económico, en odnde yo, humilde blogger habito y estudio con mi amada esposa, y con quien asistí el lunes pasado a un discurso hecho ante las fuerzas antiimperialistas y comunistas de ésta, la capital lombarda.

Por cierto, un saludo al pana Alex, quien me dice que ya el discurso de nuestro amado Comandante en Jefe y Presidente de la República Bolivariana de Venezuela ya lo escucharon (¿te tomaste un cafecito, Alex, camarada?, ¿no?, ya te lo enviamos). a quien por cierto felicitamos desde esta humilde tribuna porque va a ser papá, ¡FELICIDADES, CA-RAJO!, que tú y tu esposa tengan un carajito fuerte y saludable. Pero, basta de saludos. Estoy aquí escribiendo estas líneas en las que cuento la experiencia del discurso hecho hace tan sólo 5 días, delante de la Camera del Lavoro, en el balcón usado por los revolucionarios italianos utilizaron como tribuna para atacar al nazismo y al fascismo durante la II Guerra Mundial. Un lugar pequeño, pequeño en tamaño pero grande en el corazón del pueblo milanés mismo (un saludo a los fanáticos del Inter, ¿cómo?, ¿quiénes son del Inter?, ¿y del Milan?, ¡viva el Inter, viva el Milan!, de nuestro amigo Silvio). En esta plaza hay pocos revolucionarios, no más de 1000, pero ¡comprometidos con la revolución bolivariana coo si fueran 1 millón!.

En esta plaza, donde a los flancos vemos la juventud revolucionaria comunista italiana, vendiendo libros ("La Revolución Bolivariana", de Alan Woods - a sólo €9,00- y la "Constitución de la República Bolivariana de Venezuela" - sólo €5,00), repartiendo volantes, diciéndolo al mundo las verdades del proceso de cambios que vive nuestra amada Venezuela: como los trabajadores junto con la revolución cogestionan las empresas expropiadas (no cuenta la plata que le deben a la gente de Guayana), y los slogans en los que se condena al capitalismo, responsable de todos los males, y se ensalza el cambio hacia un verdadero socialismo (lleva tu franela que dice "¡Abajo el capitalismo!, ¡Por una Venezuela Socialista!", en todas las tallas). Sí, las empresas expropiadas, por cierto, un saludo a Larry en Alemania, saludos camarada (¿un cafecito?, ¿una wurstel?, ¿pasta allo speck?). Y en este momentos, compañeros revolucionarios, en que debo irme porque mi antirevolucionaria esposa misma, esa agente del imperio con quien estoy felizmente casado, que me dice que es tarde y que tiene hambre.

Saludos pues, gracias amigo Tesne, por darme un pelo de inspiración, amigo guaro, aunque yo nunca he estado en Barquisimeto, un saludo a esa bella ciudad de la que me hablaban mucho mis tíos cuando era chiquitico, un tripón pues, porque allí trabajaban. si cuando era chiquito y andaba de vacaciones a casa de mi abuela en San Felipe, y comentaban que mejor se iban a Barquisimeto a buscar trabajo, por cierto, un saludo a Caribe, que no es de San Felipe, sino de Cocorote que es ahí mismito.

Chaito pues.

UH AH, K-2 NO SE VA! UH AH, K-2 NO SE VA!

No se preocupen, regresaré hecho millones ;).

5 comentarios:

  1. ¡Caramba! K-omandante, es todo un honor que la invitación al programa. Por acá en Alemania, sólo Weißwurst, desafortunadamente Baviera es una de las zonas más conservadoras (y prósperas dirían los lacayos del imperialismo) y reaccionarias de la patria de Marx. Así que aquí los capitalistas oligarcas, enemigos del proletairado, nos obligan a mantener las tradiciones y nos tapujan de salchichas a precios irrisorios. Yo pienso que el hecho que cada vez pueda comprar más salsichas es una conspiración monopolística para crearnos un vicio incurable.

    Pero bueno, esperamos fundar por acá el círculo bolivariano de Baviera pronto. Todo será diferente a partir de allí.

    Saludos revolucionarios.

    ResponderEliminar
  2. Epa gracias por lo que me toca. tienes razon, Milan es una plaza casi muerta para la Izquierda no tanto como tu dices pero si es casi muerta.

    Boloña o mas hacia el sur hay mas vida, pero el discurso estuvo en el sitio propicio.

    Oye circulo bolivariano en Baviera?, pues me parece machete y mas viniendo de un grupo de estudiantes que salieron de una universidad PUBLICA-ESTADAL, me parece un tributo hacia el pais (colectivo) que le brindo educacion GRATUITA.

    Saludos k-2 desde la Venezuela que existe, no la del cuento visto en los medios.

    ResponderEliminar
  3. Carajo cuidado con una vaina! mira q Chavez ya hizo un Alo presidente desde territorio cocoroteño mesmooooo.
    Te leo y me parece oirlo jajaaaa

    ResponderEliminar
  4. ¿y no te compraste una franelita? jaja saludos!

    ResponderEliminar
  5. con tantos saludos senti como si estuviera viendo al Chavez mesmo...jajaja!!!

    P.D. adivina? la palabra que me salió para verificar es izqct, será algún mal presagio ;-)

    ResponderEliminar