domingo, julio 01, 2007

Fear the Google!

Un Navegador para gobernarlos a todos, un Navegador para encontrarlos,
un Navegador para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas.


Aquellos que están pendientes de la blogósfera venezolana se habrán enterado que hace unas semanas YouTube borró 450 videos pertenecientes a Luigino Bracci, autor del blog "El Espacio de Lubrio" de tendencia chavista. La causa de la eliminación de la cuenta del Sr. Bracci fue el haber publicado un video de Antena 3 sin la autorización de esta televisora española, tal como él mismo lo narra en este post. Esto provocó diversas reacciones en la blogósfera, desde la indignación hasta la burla, dependiendo a que parte del espectro ideológico de pertenencia de la persona. Klaus hace un excelente análisis de este suceso, con su respectiva dosis de ironía, recordándole a Luigino que no sólo los revolucionarios rojos rojitos son o han sido víctimas de la "censura" de YouTube (1).

Esta pérdida de información, junto con la acusación de censura llevó a Luigino a ser entrevistado en el programa "Dando y Dando" (video) de VTV, en donde expone lo sucedido. Y en esta entrevista expone por primera vez una opinión que se ve más madurada en un reciente post, opinión que cito a continuación:

Google ya es el monopolio más poderoso de Internet: con el buscador más utilizado del mundo, mediante el cual pueden saber incluso en qué estamos pensando en un momento dado. Aquel que creó los correos Gmail, ofreciéndonos un gigantesco buzón de casi 3 GB en donde guardamos nuestros secretos más íntimos. Aquel que sabe por donde navegamos gracias a la barra Google y a los servicios de banners Google Adsense y de estadísticas Google Analytics. Es el dueño de Blogger (el mayor depósito de blogs del mundo) y de YouTube (el mayor sitio de videos del mundo).

Y ahora dieron el siguiente paso, bastante obvio: obtener poder político.


Esta afirmación, a pesar de contener elementos válidos (el miedo es libre), está incompleta: Google tiene toda esa información sobre nosotros porque se la cedimos voluntariamente. Así de simple. Google ofrece una serie de servicios gratuitos que resultan estar entre los mejores en su campo, y que son ofrecidos bajo una serie de condiciones que decides aceptar de forma voluntaria. Y si éstas no te satisfacen, siempre puedes seleccionar otro proveedor para ese servicio, porque sabes que hay otras opciones que compiten para tenerte como usuario.

Y es aquí cuando se entra dentro de un punto álgido: la privacidad. Y es que para proteger ésta, no sólo existen leyes, sino que un proveedor de servicios como Google debe tener una política de privacidad que le dé confianza al usuario, de lo contrario ¡nadie usaría sus servicios!. Un servicio de Internet, sea Google, Amazon o cualquier otro, que venda o ceda los datos personales de los usuarios sin su autorización es un servicio que perderá clientes porque no generará confianza y sin ésta, nadie da sus datos. ¿Quién me garantiza a mí que Amazon no utilice los datos de mi tarjeta de crédito sin mi autorización?, ¡nadie!, pero tengo confianza en que Amazon no lo hará porque de hacerlo me perdería como cliente, y no sólo a mí sino a otros más que se sintieran insatisfechos. Es por esto que estas compañías inviertan millones de dólares en tecnologías de seguridad informática, por este tipo de bien intangible que se llama confianza. Aunque lo más irónico de este miedo a la pérdida de la privacidad viene de alguien que apoya al gobierno que creó y distribuyó a diestra y siniestra la infame "Lista Maisanta", en donde aparecen los datos personales de todos los venezolanos inscritos en el registro electoral permanente separados por tendencias políticas, en donde se violan los más elementales principios de respeto a la privacidad. Entonces, ¿quién da más confianza: el malvado Google o el buen gobierno bolivariano?.

Por último, es importante recordar que el poder político es algo que buscamos todos, de una forma u otra, sea participando activamente en la política, sea dándole apoyo a un grupo que tenga ideas o intereses similares a los nuestros. Por lo visto Microsoft ya tiene un competidor en eso de la conquista del mundo

, , , , ,

3 comentarios:

  1. Por lo menos Lubrio desmiente el mito de que el capitalismo necesita del poder político para triunfar. En el caso de Google, primero triunfaron económicamente y después buscan o se alían con el poder político ;-)

    ResponderEliminar
  2. Excelente.

    ¿Y por qué si Lubrio le teme a Google, intenta beneficiarse pecuniariamente del éxito de tal monstruo?

    Veo en su bitácora que los anuncios de Google Adsense están prominentemente desplegados.

    Disonancia Cognitiva del siglo XXI

    ResponderEliminar
  3. gracias K2, poco -nada- se sabe de esto fuera de las fronteras venezolanas, gracias x inormarnos!

    ResponderEliminar